Lápices y tizas PITT Monochrome

Los colores monocromos sepia y sanguina se pueden encontrar en casi cualquier escuela donde se enseñe dibujo al natural. Junto con el blanco y profundizando las sombras con negro, aportan vitalidad, viveza y expresividad a los dibujos. Esta tradición para el dibujo figurativo data del Renacimiento. Las tizas PITT Monochrome de Faber-Castell rememoran esta larga tradición de dibujo figurativo, razón por la cual están diseñadas para esbozar con más dureza que los pasteles tradicionales. Por ese motivo las líneas no desaparecen completamente cuando se difuminan. Las tizas sanguina y sepia se complementan con lápices grasos y no grasos para contornos y detalles.

Productos(8)