Cómo dibujar paso a paso un hada

Adults 

Teenagers 

120 min

Que necesitas:

Colour pencils Art Grip Aquarelle, India Ink Pitt Artist Pen S, Graphite pencil Grip 2001 2B, Brush


El universo de los elfos, los duendes y los espíritus de la naturaleza ofrece una amplia variedad de posibilidades para crear emocionantes historias y preciosos dibujos. La figura de la imagen es un hada descarada que atraviesa un bosque encantado. Nos da la espalda, lo que implica que destacan sus alas delicadas y semitransparentes. Nos mira girando la cabeza, como invitándonos a acompañarla.

Paso 1

Para dibujar la figura, empieza trazando un boceto preliminar en el papel de dibujo A4. Lo mejor es empezar con un monigote sencillo e ir añadiendo las articulaciones. Puedes reflejar el espíritu juguetón, descarado y ágil de tu hada de los bosques mediante una postura corporal correcta. Por eso tiene el hombro izquierdo alto levantado y
la espalda algo cóncava.

 

El dibujo no debería llenar por completo la hoja A4, para dejar espacio para el fondo, que dibujarás más adelante.

Paso 2

Dale al hada algo más de plasticidad usando figuras geométricas básicas, como cilindros. Al hacerlo, asegúrate de dibujar las proporciones y las superposiciones para que en un mismo punto no se crucen demasiadas líneas. En este punto también debes decidir el volumen que ocupará el cuerpo de tu figura fantástica, para que su forma sea la típica delicada de las hadas, pero sin parecer demasiado delgada ni frágil.

Paso 3

Ahora dibuja el pelo, el vestido, las medias, los guantes y las alas.  Las alas abarcan un poco menos de dos tercios del cuerpo del hada. Vuelve el cuerpo algo más hacia el observador y dibuja en la cabeza las típicas orejas de elfo. Si los nuevos elementos hacen que se generen superposiciones no deseadas, mejora la posición de las extremidades en este punto. Ahora plantéate la sobriedad que deseas que tenga la ropa y el máximo de detalles que puedes incorporar, para que no distraigan de la forma corporal ni de las alas. Por eso le hemos dejado el pelo corto.

Paso 4

En el paso siguiente terminarás de dibujar el hada, tal y como se muestra en la imagen. Ya has completado el boceto preliminar. De este modo, te resultará más fácil decidir qué zonas deberías colorear más suave o más fuerte con los lápices de color para lograr un resultado lo más plástico posible. También podrás diferenciar entre las partes del dibujo que son opacas y las que son semitransparentes. Igualmente, te será más fácil decidir el tamaño adecuado para los ojos y la disposición de los pliegues de la ropa.

Paso 5

Ahora puedes terminar de modificar el boceto preliminar. El hada es ahora algo más corpulenta, la pierna izquierda tiene el ángulo más marcado y las alas son más pequeñas. A continuación, con papel de grafito transfiere el personaje a una hoja de papel de acuarela A4. Repasa las líneas con un rotulador de punta fina y borra los trazos de lápiz que hayan quedado visibles.

Paso 6

Te recomendamos que apoyes el papel de acuarela sobre una hoja en blanco. Así no se calcará la textura de la superficie de debajo (por ejemplo, la madera). Colorea el interior de cada zona delimitada por los trazos de rotulador con los lápices acuarelables Art GRIP. Para ello, sostén el lápiz todo lo inclinado que puedas y colorea con cuidado para rellenar cada zona individual. Si lo necesitas, puedes sacarles punta a los lápices de vez en cuando.
Para dar una mayor impresión de profundidad y tridimensionalidad, puedes reducir o aumentar la intensidad del color en determinados puntos
del dibujo. Por ejemplo, deberás colorear más suaves las alas y la ropa para que luego
se vean más transparentes. Puedes ver la diferencia en la aplicación del color en el pelo, algunas zonas de la ropa y el ala del fondo, que se ha logrado pasando por encima un pincel mojado. Con este método puedes crear distintas texturas para cada superficie.

Paso 7

El paso siguiente consiste en colorear todos los elementos de la figura tal y como se muestra en la ilustración. No te olvides de variar la intensidad del color. Puedes consultar el boceto preliminar a lápiz del paso 4 para ver dónde colorear más oscuro. Los lápices acuarelables Art GRIP permiten repasar el color con un pincel húmedo para lograr preciosas transiciones de color y degradados. El hada terminada luce unos colores alegres y vivos, que subrayan la expresión de su carácter travieso. Con el rotulador, agrega más textura a las alas y a los flecos de la ropa una vez que se hayan secado.

Paso 8

Ahora dibuja la imagen del fondo, empezando una vez más por un boceto preliminar en una nueva hoja de papel de dibujo DIN A4.
El hada se encuentra en medio de un bosque viviente. Dibuja árboles centenarios, de corteza y raíces gruesas, entre la hierba alta. Usa una cuadrícula para dividir la hoja como se debe. Hemos mantenido la sencillez del paisaje y separado claramente las distintas superficies individuales, para que el hada se sitúe con claridad en primer plano a pesar de la suavidad de sus colores en determinadas zonas.

Paso 9

Cuando estés satisfecho con el boceto preliminar, pásalo a limpio en una nueva hoja de papel de acuarela A4. Luego colorea
el fondo tal y como se ve en la ilustración con los lápices acuarelables Art GRIP. En los puntos en los que desees crear más profundidad, sombrea más la zona aplicando algo más de color. En los espacios entre los árboles puedes hacer que la cálida luz solar atraviese las hojas aplicando un poco de color amarillo. A continuación, pinta las distintas zonas de color con un pincel húmedo, para crear transiciones sutiles entre las aplicaciones de color de distinta intensidad dentro de cada zona individual. En el siguiente paso añadirás detalles más pequeños, como las briznas de hierba individuales.

Paso 10

En cuanto se haya secado el fondo, añade las briznas de hierba una por una y aporta más textura a la copa y a la corteza de los árboles aplicando color en seco.